martes, 16 de noviembre de 2010

Comportamiento Etico del Investigador

COMPORTAMIENTO ETICO DEL INVESTIGADOR

 La formación ética de las futuras docentes vista desde la dimensión de su crecimiento socio-emocional, a través de la implementación de un programa para el desarrollo de la autoestima y del desarrollo del juicio moral, fue objeto de evaluación para conocer la eficiencia del proceso de aprendizaje y la adecuación del desempeño o correspondencia de los logros con las necesidades reales externas del programa. Para lo cual se realizó una evaluación sumativa del programa, comparando los parámetros de entrada con los de salida, midiendo con pruebas de pre-test y de post-test las variables autoestima y juicio moral. Para medir la autoestima se utilizó la escala de auto-aceptación elaborada por Emanuel Berger, y el juicio moral fue medido a través del Moral Judgement Interview denominado "Dilema de Heinz", diseñado por Lawrence Kohlgerg. Para evaluar la adecuación del desempeño se diseño una encuesta de opinión sobre la conducta ética profesional de las alumnas, tres años y medio después de haberse implementado el programa, la cual fue administrada a profesores se puede constatar que en el perfil ético de las futuras docentes se encuentran deficiencias en lo que se refiere a la iniciativa por un lado, y a la participación y solidaridad social por lo otro. Por lo tanto, siendo que el programa va dirigido a fortalecer el perfil ético del docente en su rasgo Promotor Social, diríamos que la formación llevada a cabo no se corresponde totalmente con las necesidades reales externas del programa que establece el Ministerio de Educación, en la busqueda de un docente que sea agente de cambio de social."
En la actualidad nos encontramos viviendo en un mundo con una gran cantidad de información vertiginosamente cambiante, por lo cual necesitamos adaptarnos a una postura cada vez más crítica y analítica, para así lograr ser un buen investigador. Cada investigador debe cumplir con ciertos requisitos para lograr presentar un buen resultado de investigación, un factor esencial para el cumplimiento de tales requerimientos es; la ética, es ahí cuando el investigador adopta dicho carácter. La ética profesional es la ética aplicada al ejercicio de una profesión y comprende los principios básicos de la actuación moral de parte de los miembros de una profesión específica. En palabras de Ríos: (Araujo, 2006); “El comportamiento ético encierra en una misma posición al ejercicio profesional y la actuación del investigador lo cual implica poner en práctica 3 elementos: un conocimiento especializado en materia, una destreza técnica en la aplicación a un problema que se pretenda resolver y un cauce de la conducta del operador cuyos márgenes no pueden ser desbordados sin faltar a la ética”. Dicho comportamiento ético es por esencia libre, consiente y responsable de las consecuencias de sus actos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada